Gracia es Suficiente

“La fuerza de tu fe no se mide por la ausencia de duda, sino por la fidelidad de tu vida frente a la duda.”

Nicky Gumbel

Si solo tuvieras una palabra para describir “Vida”, ¿cuál sería?

La vida se puede describir de muchas maneras, ya que es subjetiva a nuestra propia percepción. Algunos describirían la vida como una rutina, desafiante o difícil. Algunos incluso dirían: “La vida es injusta”. Otros podrían argumentar que la vida es maravillosa.

Creo que la gran mayoría de estas descripciones se acordarían respectivamente y se considerarían verdaderas dependiendo de la etapa de la vida en la que vivamos actualmente.

Sin embargo, como sea que elijamos describir la vida, algo dentro de nosotros nos ayuda a superar los momentos difíciles. Siempre encontramos la manera de mantenernos unidos y perseverar en las facetas más desafiantes.

A través de todo que enfrentamos en esta vida, Dios permanece fielmente a nuestro lado y nunca cede, nunca se adormece y nunca falla.

El Apóstol Pablo no solo experimentó esto en su vida, sino que usó su encuentro con la debilidad para influir en otros después de aprender qué la gracia de Dios sería suficiente.

Gracia proporciona Suficiente Fuerza 

2Timoteo 2:1-2 Así que tú, hijo mío, fortalécete por la gracia que tenemos en Cristo Jesús. 2Lo que me has oído decir en presencia de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros.

Pablo podría haber dicho tantas cosas aquí mientras escribe su última carta al joven Timoteo sin saber si se volverían a encontrar. En cambio, enseña sobre la fuerza que solo puede proporcionar la gracia que está en Cristo Jesús.

Estas últimas palabras se sienten como si se estuviera refiriendo a su encuentro personal con Dios mencionado en 2Corintios 12:9

“Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.” 

Cuando nuestras fuerzas se agotan, me alegro de que podamos recurrir a una fuerza suplementaria que se proporciona a través de la gracia de Dios. No siempre nos alejaremos de enfrentar el desafío, sino que nos fortaleceremos en él mismo.

Efesios 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 

Gracia proporciona la Perseverancia de un Soldado

2Timoteo 2:3-4 Comparte nuestros sufrimientos, como buen soldado de Cristo Jesús. 4Ningún soldado que quiera agradar a su superior se enreda en cuestiones civiles.

La perseverancia viene con un precio del que muchos se alejarían. La única forma de producir perseverancia es poniendo a prueba nuestra fe. Pablo extiende una invitación sincera pero peligrosa a Timoteo. Lo invita abiertamente a una vida de dolor y sufrimiento por construir el Reino de Dios.

En los momentos que consideramos darnos por vencidos, perseveramos y desarrollamos la resistencia. Lo que una vez fue un momento de prueba se convertirá en un testimonio.

Si está considerando darse por vencido, recuerde que la gracia de Dios proporciona la resistencia de un buen soldado que no busca agradar a la gente, sino a su oficial al mando. 

Gracia proporciona la Disciplina de un Atleta

2Timoteo 2:5 Así mismo, el atleta no recibe la corona de vencedor si no compite según el reglamento. 

Los atletas profesionales compiten al mas alto nivel contra los mejores del mundo. La única forma de prepararse para tal compromiso es vivir un estilo de vida de disciplina continua.

Pablo compara la disciplina de un cristiano con la disciplina de un atleta de alto rendimiento. No estaba persiguiendo una corona pasajera, sino una corona de justicia que será otorgada por el Juez justo.

Dios es fiel a sus promesas. Por medio de la gracia podemos permanecer disciplinados luchando por una vida que agrada a nuestro Padre celestial. 

Así, pues, consideren a aquel que perseveró frente a tanta oposición por parte de los pecadores, para que no se cansen ni pierdan el ánimo. 

Hebreos 12:3

Gracia proporciona la Paciencia del Labrador

2Timoteo 2:6 El labrador que trabaja duro tiene derecho a recibir primero parte de la cosecha. 

Parece que en los últimos tiempos falta mucha más paciencia cada día. Desarrollar la paciencia solo puede venir a través de la gracia de Dios porque el período de espera puede ser la más frustrante.

Pablo entendió bien la temporada de espera cuando se refiere al granjero que espera sus cosechas. En la gracia de Dios encontramos paciencia durante la serena quietud y la ausencia de certeza y dirección. Requiere gracia esperar pacientemente la respuesta de Dios.

Aprendemos a confiar en Dios a través de la paciencia en la sala de espera espiritual. Después de todo, el profesor nunca habla mientras el estudiante está tomando el examen. 

Salmos 27:13-14 Pero de una cosa estoy seguro: he de ver la bondad del Señor en esta tierra de los vivientes. Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor! 

De hecho, la gracia de Dios es suficiente para todas nuestras necesidades. Mental, espiritual y físicamente, Jesús es el autor y consumador de la fe. 

Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque, cuando soy débil, entonces soy fuerte. 

2Corintios 12:10

“Un Dios fiel no espera que hagas lo que no puedes; proporciona la fuerza necesaria.”

Erwin W. Lutzer

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: