Pruébalo

Son dos cosas diferentes cuando escuchas a otros criticar tu potencial o capacidad versus uno que cree y vive las expectativas establecidas. Con frecuencia, las expectativas son inferiores. Pero a largo plazo, ¿son saludables los efectos para este tipo de mentalidad?

Ser subestimado ha sido un gran motivador para muchos; yo incluido Ser subestimado es una invitación desafiante para demostrar tu valía ante los demás. Es cuando algo dentro de nosotros se eleva y conduce para demostrar que todos están equivocados que no creyeron en nosotros.

Algunos incluso argumentarían que si no hubiera sido por alguien diciendo que no podrían lograr algo, no lo habrían hecho. No hay duda de que existe un profundo impulso interno que motiva hasta que se hace.

Muchas veces en mi vida hice exactamente lo que otros decían que no podía o no haría solo para demostrar que estaban equivocados. Cada vez que me subestimaban, era un desafío subirlo a otro nivel y hacerlo.

Jesús, el salvador del mundo, el Mesías, el que todos esperaron fielmente, vino al mundo, pero no se parecía al Rey que todos esperaban. Juan 1:46 cita a Natanael diciendo: “¿Acaso de allí puede salir algo bueno?” refiriéndose a Nazaret.

Gedeón dijo: “Mi clan es el más débil de la tribu de Manasés, y yo soy el insignificante de mi familia”. A través del encuentro de Gedeón con el ángel del Señor, creo que él comenzó a creer el status quo y lo que otros ya habían proclamado de él, su familia y su tribu.

Una cosa es ser subestimado por otros, pero otra es creerlo. Si mantenemos la mentalidad de demostrar que todos están equivocados y no creen en nosotros, nos agotaremos; continuamente tratando de demostrar algo a las personas que realmente no llevan la cuenta.

La aprobación que buscamos no debe provenir de personas, ya que nuestro propósito no fue designado por personas, sino de Dios. Dios ya ha aprobado tu vida, tus capacidades y tu identidad. Busque lo que Dios tiene que decir sobre usted y siempre será suficiente.

Trabajen, pero no por la comida que es perecedera, sino por la que permanece para vida eterna, la cual les dará el Hijo del hombre. Sobre este ha puesto Dios el Padre su sello de aprobación.

Juan 6:27

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: