Mi Gozo

Después de experimentar una pequeña quemadura en mi brazo, aprendí una dura lección al revisar debajo de la tapa de una olla humeante. Le tomó un par de semanas para sanar adecuadamente, pero se curó bien. Durante el proceso de curación, mi hijo me vio aplicar medicina un día y dijo; “Papá, se ve peor”. Le respondí: “En realidad se esta curando. Por lo general, se verá peor antes de mejorar .”

Reflexioné sobre el hecho de que la pandemia de 2020 ya ha impactado tantas vidas; Es bastante difícil mantenerse motivado o positivo durante este tiempo. Todos los días parece que las cosas empeoran.

Por lo general, antes de que algo mejore, empeora. Sin embargo, la Palabra de Dios nos enseña cómo mantenernos gozosos incluso en tiempos de crisis.

Días antes de compartir un mensaje dominical con la iglesia, me preguntaba una y otra vez; ¿Cómo podemos tener gozo durante este tiempo? ¿Cómo podemos evitar entrar en una espiral de depresión y ansiedad? ¿Cómo puedo pararme antes de todos transmitiendo en línea tratando de motivar a todos?

Profundicé en la Palabra y el Señor me mostró a través de las Escrituras que todavía tenemos motivos para alegrarnos aunque lo que vemos nos convence de manera diferente.

En Juan 16:17 Jesús explica a sus discípulos; “dentro de poco ya no me verán, y un poco después volverán a verme”. Estaban acostumbrados a verlo y siempre tenerlo cerca. Mientras Jesús estuviera presente, podrían fijar su atención en él y todo saldría bien. Hasta el día que respiró por última vez.

Nuestra perspectiva determinará nuestra seguridad y emociones. Podemos tener miedo, ansiedad, preocupación porque lo que vemos nos convence de la gravedad de la situación. La fe trae alegría y no depende de lo que realmente vemos, sino de lo que creemos. 

Jesús dijo en Juan 16:22 “Ahora están tristes, pero cuando vuelva a verlos se alegrarán, y nadie les va a quitar esa alegría.”.

Las cosas se veían realmente mal para Jesús cuando estaba en la cruz, pero había alegría en la mañana. Empeoró antes de mejorar.

Filipenses 1:20 Pablo dice: “…ahora como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo.” No importaba a qué se enfrentara Pablo o en qué posición se encontraba; él sabía que estaba funcionando para bien a pesar de que parecía empeorar. Sabía que Dios abriría camino … “como siempre”.

La situación de Pablo parecía empeorar. Sentado detrás de las rejas de la prisión, logró romper cadenas alabando a Dios con Silas; porque su gozo no dependía de cómo se veía su situación. Estaban gozosos porque su fe estaba en Dios y, en cualquier caso, el Señor sería glorificado.

Lo que enfrentamos no debe robar nuestro gozo. Nuestro gozo no debe depender de nuestra situación, sino de lo que creemos que Dios está haciendo a través de lo que no podemos ver. Sigue creyendo y dando a conocer tus peticiones a través de la oración y petición. Dios está con nosotros y en él encontramos paz y alegría.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:7

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: